Saltar al contenido

Tipos de Soldadura

tipos-de-soldadura

La soldadura es un proceso de unión que permite al usuario ensamblar una o más piezas metálicas. Este proceso es muy utilizado, tanto en el mundo de los proyectos profesionales como en el de bricolaje y bricolaje, ya que a menudo es imprescindible para garantizar un trabajo acabado de alta calidad.

Existen diferentes tipos de soldadura, que se realizan utilizando diferentes máquinas y procesos. Veamos cuáles son las más comunes.

Soldadura Mig/Mag

La soldadura MIG/MAG es un proceso de arco eléctrico, caracterizado por el uso de un hilo fusible como ánodo (polo positivo) y cátodo (polo negativo), que consiste en el objeto a soldar. La abreviatura “MIG” significa “Metal Inert Gas” e indica un proceso de soldadura adecuado para aleaciones ligeras como el cobre, el níquel y los aceros de baja aleación.

Cuando hablamos de soldadura MAG (Metal Active Gas), por otro lado, nos referimos al proceso que involucra aceros no aleados o débilmente aleados.

La característica de este tipo de soldadura es su versatilidad y facilidad de uso en cualquier posición, así como su alta productividad.

Se puede utilizar tanto en forma manual como robótica y, como ya se ha mencionado, es perfectamente adecuado para el mecanizado de aleaciones ligeras y aceros sin alear o débilmente aleados. Este tipo de soldadura es muy común y está muy extendida en todos los sectores, desde la automoción hasta la carpintería metálica.

Soldadura TIG

Cuando hablamos de soldadura TIG (“Tungsten Inert Gas”), estamos hablando de un proceso de soldadura en el que el arco eléctrico se encuentra entre el cátodo (polo negativo), consistente en un electrodo de tungsteno infusible, y el ánodo (polo positivo), consistente en el elemento a soldar protegido por un gas no oxidante.

Este tipo de soldadura es de alta calidad, con soldaduras precisas y limpias. El proceso puede ser manual o robótico y es adecuado para el procesamiento de aleaciones ligeras, aleaciones especiales, aceros de aleación débil o sin alear.

Soldadura de electrodos

La soldadura por electrodos, también llamada “soldadura por fusión”, es uno de los procesos más utilizados en el mundo, ya que es muy versátil y fácil de poner en práctica.

Este tipo de soldadura también es muy económico: las máquinas de soldadura de electrodos se caracterizan por unos precios asequibles para todos.

Por lo general se utiliza para trabajos en obras o en talleres, y es adecuado para casi todos los tipos de materiales, a excepción de los materiales de baja fusión, refractarios, reactivos al oxígeno o de paredes muy delgadas.

Este tipo de proceso de soldadura utiliza un electrodo, formado por el “núcleo”, una varilla metálica recubierta por un revestimiento o una mezcla seca de materiales fundentes.

Durante el proceso, el electrodo se funde, así como su recubrimiento.

Reaccionando entre sí, estos elementos modifican la composición de la atmósfera en la que se contiene el arco y forman una escoria de menor densidad que la del metal de fusión que, flotando en el baño, protege la fusión de la oxidación.

Soldadura por plasma

La soldadura por plasma utiliza un gas que, gracias al arco eléctrico establecido entre el cátodo, consistente en un electrodo refractario, y el ánodo, consistente en el elemento a tratar, es llevado al estado de plasma.

Este proceso de soldadura tiene una alta calidad metalúrgica y es adecuado para el tratamiento de aceros de baja y nula aleación, aceros inoxidables y aleaciones de titanio o níquel. Se utiliza en muchas áreas, especialmente en la industria mecánica y automotriz.

Soldadura Láser

La soldadura por láser es uno de los métodos de soldadura más modernos y está especialmente indicada para grandes volúmenes de producción.

Este proceso se caracteriza por una alta densidad de energía y, por esta razón, garantiza una mayor velocidad y una mejor calidad de soldadura en comparación con otras técnicas.

El principal método de utilización de esta técnica es la robótica y, gracias a ella, es posible tratar aceros no aleados, aceros de débil aleación y aleaciones ligeras. Este tipo de soldadura se aplica en todos los sectores industriales, desde automoción hasta aeronáutica.